7 razones para disfrutar de la naturaleza

 

7 RAZONES PARA DISFRUTAR DE LA NATURALEZA


¿Sabías que pasar un día en contacto con la naturaleza, es para tus sentidos, como estar en un parque de atracciones?
 
¡¡Aquí te dejo varias razones para que vayas a comprobarlo!!

  1. Desconectar: salir de tu rutina y dejarla de lado, te ayuda a desenchufarte. ¡Atrévete con algo distinto a lo habitual!
  2. Respirar aire puro: ¿alguna vez has pensado lo importante que es respirarlo? Algunos de sus beneficios son: la oxigenación de la sangre, la purificación del cuerpo y la limpieza de la energía. El aire puro tiene una vibración tan alta que sólo puede beneficiarnos.
  3. Tranquilidad: dejar que tus sentidos disfruten del presente, produce paz. Observar la perfecta afinación y su honesta belleza, genera calma y serenidad.
  4. Conectar con uno mismo: la naturaleza no juzga, ni cuestiona, tan solo es. Detenernos y contemplar su pureza nos ayuda a comprender nuestra esencia.
  5. Grandiosidad: la inmensidad de la tierra nos hace pequeños, nos absorbe y nos ayuda a entender nuestra posición. Somos tan importantes como el más insignificante grano de arena. “Pertenecemos al TODO”
  6. Cambio constante: estamos en continuo movimiento, nada se detiene, nada permanece… Ser consciente, nos ayuda a interpretar el flujo de la constante transformación.
  7. Equilibrio: es el secreto de la felicidad. La naturaleza nos enseña que TODO EL CONJUNTO FLUYE EN ARMONÍA y así debemos aplicarlo a nuestra vida.

 
Te invito a que organices una excursión a un parque natural, cerca de tu casa. Llévate una libreta y un bolígrafo, algo para comer y tiempo para contemplar.
Observa tus sentidos uno por uno y escribe todo lo que sientas, percibas, imagines…

Por ejemplo:
Ojos: la intensidad del color, qué tan intenso es un verde u otro…
Boca: el sabor del agua, una hoja o una flor…
Oído: cómo suenan los árboles, tus pisadas en la tierra, el aire…
Tacto: siente la suavidad de las flores, la rugosidad de los troncos…
Olfato: diferencia el olor de un árbol, una flor, la tierra

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *