bizcocho vegano de naranja

 

recetas sanas con chocolate

 

RECETAS SANAS CON CHOCOLATE


Aquí te dejo tres de mis recetas con cacao, todos los ingredientes tienen un alto contenido nutritivo.

¡Espero que las disfrutes!

 

COOKIES DE CHOCOLATE VEGANAS

  • 120 gr harina de trigo integral
  • 250 gr de harina de almendras
  • 20 gr de cacao en polvo
  • 20 gr de algarroba en polvo (puede sustituirse por cacao)
  • 1 cdta polvo de hornear
  • 1 cdta de bicarbonato de sodio
  • 1 pizca de sal de mar
  • 80 gr de azúcar de coco
  • 60 gr de miel de maple o agave
  • 2 cdtas de semillas de lino molido
  • 200 gr de manzana pelada, en puré o en dados
  • 50 gr de aceite de oliva extra virgen
  • 80 gr de cacao nibs
  • 1 cdta extracto de vainilla

Por un lado, juntamos los ingredientes secos (harina de trigo integral + harina de almendras + cacao en polvo + algarroba en polvo + polvo de hornear + bicarbonato de sodio + azúcar de coco + semillas de lino en polvo), por otro los ingredientes húmedos (miel de maple o agave + puré de manzana + aceite de oliva extra virgen + extracto de vainilla). Se mezclan todos los ingredientes hasata obtener una masa maleable.

Con las manos formamos bolitas aplastadas y las colocamos con bastante separación en una bandeja. Hornear unos 15-20 a 180 grados.

galletas

 

TORTITAS DE AVENA Y CHOCOLATE

  • 6 cdas de avena en copos
  • 2 cdas se semillas de lino
  • 1 cda de cacao en polvo
  • 1 cda de algarroba en polvo (puede ser cacao)
  • 1 cdta de sal de mar
  • 1 cdta de canela en polvo
  • 1 taza de leche vegetal (almendras, nueces, soya…)

En una batidora moler los ingredientes secos (copos de avena + semillas de lino + cacao en polvo + algarroba en polvo + sal de mar + canela en polvo). Añadir la leche vegetal hasta que cubra la harina obtenida, mezclar nuevamente y dejar reposar unos 5-10 minutos.

Calentamos una sartén con un par de gotas de aceite de oliva. Vertemos 2-3 cucharadas de la masa, dejamos que se cocine hasta que salgan burbujas, le damos la vuelta para que se haga del otro lado.

Servir con fruta fresca, miel de maple o agave.

tortitas

 

MOUSE DE CHOCOLATE CRUDIVEGANO

  • 5 cdas de copos de avena
  • ½ vaso de leche vegetal (soya, avena, almendra…)
  • 3 cdas de miel de agave o maple
  • 2 fresas o frutos rojos
  • 2 cdas de cacao nibs
  • 1 plátano maduro
  • 2 cdas de crema de cacao o aceite de coco (en su estado líquido en cualquiera de las dos opciones)

Moler todo en una batidora. Servir con fruta fresca, desecada y/o amaranto.

mouse

 

5 alimentos que debes incluir en tu dieta

 

5 ALIMENTOS QUE DEBES INCLUIR EN TU DIETA


Llevar una alimentación sana es fácil, pero muchas veces nos falta información para saber qué debemos comer.

Te dejo una lista de 5 grupos de alimentos que debes incluir en tu dieta cada día:

Frutas: hay miles de opciones y variedades, son un “dulce sano” con vitamina y minerales disponibles al instante. Lo maravilloso de las frutas es que puedes comerlas al instante, son la verdadera “comida rápida”. ¡¡Consúmelas de temporada!!

Verduras y hortalizas: fuente de carbohidratos y oligoelementos. Dan color a tu plato, son perfectas solas o como acompañamiento. Algunas ideas son: hojas verdes como lechuga, arúgula, espinaca, endivias…, patata, zanahoria, cebolla, aguacate, calabaza, pepino, pimiento, tomate, rábanos, brócoli, coliflor, champiñones, setas, espárragos…

Granos: en este grupo se engloban legumbres y semillas. Fuente de proteína e hidratos de carbono en las primeras; proteína y grasas en las segundas. En esta categoría podemos incluir: soya, lentejas, garbanzos, frijoles, arroz, avena, trigo, centeno, sésamo o ajonjolí, linaza, semillas de cáñamo, calabaza…

Grasas saludables: son muy importantes ya que realizan múltiples funciones en nuestro cuerpo, una de ellas: ayudar al correcto funcionamiento del cerebro. Este tipo de grasas se encuentran en los frutos secos y semillas: almendras, nueces de la india, de castilla, pecanas o de macadamia, pistaches, avellanas, cacahuates, linaza, chía, girasol… Aquí también le haremos un hueco al aceite de oliva.

Agua: no te olvides de beber. Puede ser natural o saborizada con una fruta como limón, naranja, guayaba, piña, sandía… Si es posible evita endulzarla. Otra forma de tomarla es en tés o tisanas.

Te propongo que hagas un plan semanal para organizar los menús, elige un par de alimentos de cada grupo para los diferentes días de la semana. Introduce y complementa tu dieta habitual con ellos. Así te ayudarás a llevar una alimentación más saludable y saber qué debe haber en tu lista de la compra.

boletin-12_menu-boletin-12

10 alimentos que debes eliminar de tu dieta

10 ALIMENTOS QUE DEBES ELIMINAR DE TU DIETA


En los últimos años me esforzado por implementar una dieta saludable en mi vida y en la de mi familia. Al principio pensaba que la idea era introducir alimentos sanos y beneficiosos, pero con el tiempo me he dado cuenta que es más importante eliminar lo que nos perjudica.

“Antes de añadir algo nuevo, suprime aquello que sobra”

Llevar una dieta sana debe ser un acto de amor y respeto hacia una misma. Honrar nuestro cuerpo, facilitándole lo que necesita, en lugar de lo que le hace daño.

Te invito a que “elijas” llevar una vida más saludable. Poco a poco y a tu ritmo, vete eliminando estos “comestibles” disfrazados de alimentos:

Tabaco: a estas alturas todos sabemos que fumar no tiene nada positivo. Existen infinidad de estudios que señalan al tabaco como causa principal de enfermedades graves, problemas respiratorios y cardiovasculares o el cáncer.

Alcohol: el consumo de alcohol en exceso puede ocasionar inflamación, úlceras, cáncer de estómago o colon. También afecta de forma negativa al páncreas y al hígado. El alcohol dificulta la absorción de calcio e inhibe la producción de glóbulos blancos y rojos.

Bebidas carbonatadas: los refrescos contienen exceso de azúcar, están cargados de aditivos, colorantes y saborizantes artificiales que no son necesarios, ni ayudan al correcto funcionamiento del cuerpo.

Azúcar: el azúcar blanco o refinado no contiene ningún tipo de nutriente, sólo sirve para endulzar, tapar el sabor de los alimentos, elevar drásticamente el índice glucémico y acidificar el cuerpo.

Café y té negro: son dos tóxicos que actúan como anti nutrientes. Ambos impiden la asimilación del hierro y del calcio. Al igual que el azúcar, acidifican el ph, favoreciendo la desmineralización.

Grasas trans: la industria alimenticia transforma las grasas vegetales líquidas en sólidas, para incluirlas en alimentos como la bollería industrial, las galletas, etc. Este tipo de grasas aumenta el colesterol malo provocando un mayor riesgo de enfermedades cardiovasculares.

Sal refinada: al igual que el azúcar, es un producto alterado, que no aporta ningún nutriente, además su consumo en exceso aumenta la presión arterial.

Productos precocinados: en la mayoría de los casos, el proceso de cocinado desnaturaliza los alimentos, dejándolos sin nutrientes, se le añaden saborizantes, colorantes y otros aditivos que no favorecen a la salud.

Embutidos: es el peor alimento cárnico. Se elaboran con los restos o con lo que ya no sirve, cargados de hormonas, grasa saturada y sal refinada, Suelen llevar de todo tipo de aditivos, muchos de ellos con efectos cancerígenos.

Cereales refinados: hoy en día se refinan cereales como el trigo, el arroz, la avena o la cebada. Este proceso transforma el grano, eliminando la mayoría de sus nutrientes y despojándolo de su fibra. Elije cereales integrales.

Haz una lista con estos “comestibles” y clasifícalos en función a la cantidad de veces que los consumes:

  • xxx – muy habitual: más de 3 veces por semana
  • xx – habitual: 1 a 3 veces por semana
  • x – poco habitual: menos de 1 vez por semana

Traza un plan:

  • convertir los “comestibles” muy habituales en habituales y éstos en poco habituales.

*Información complementada con el libro “Flexivegetarianos” de Ana Moreno

como influye la alimantacion en tu estado de animo

 

 

CÓMO INFLUYE LA ALIMENTACIÓN EN TU ESTADO DE ÁNIMO


Imagínate por un momento la última comida familiar o con tus amigos, una comida donde hubo excesos y te permitiste todo. Ahora, intenta recordar si te sentiste pesada a la media hora, si lo único que querías era ir a dormir la siesta en lugar de seguir disfrutando. Piensa también si tu estómago estaba a punto de explotar o si hubieses necesitado un paseo para bajar la hinchazón….

…alguna vez te has preguntado ¿lo que como influye en cómo siento mi cuerpo o en mi estado de ánimo?

A mí me encantan las pizzas, pero cada vez que como una, sé que a la media hora estaré cansada y con ganas de dormir. Imagínate que tengas mil cosas que hacer y te sientas débil y agotada.

“Lo que comes SI influye en cómo
te sientes y en tu estado de ánimo”

 

Una intolerancia a un alimento puede provocar reacciones como hinchazón, pesadez o incluso manifestarse con erupciones o granitos. También una mala combinación entre alimentos puede generar malestar. Con un cuerpo incómodo lo más lógico es que nuestro estado de ánimo no nos acompañe.
 
Hay una teoría, que me encanta. Ésta afirma que comer comida viva da energía y comer comida muerta nos las quita. Y aquí entra la duda: ¿qué es un alimento vivo o un alimento muerto? Te doy algunas ideas para que tú misma te respondas.

  • Alimentos vivos: los que generan vida. Todos los granos (semillas, leguminosas, frutos secos, cereales…), las frutas, las verduras y hortalizas…
  • Alimentos muertos: pues lo que ya murió… Carnes y pescados, todos los alimentos procesados y desnaturalizados. Si plantas una lata o un bollo de pan no crecerá nada…

 

Busca qué alimentos te sientan bien y cuáles no:

Te propongo que hagas este ejercicio durante una semana.
Es personal, no tienes que enseñarlo o compartirlo. No juzgues qué o cuánto comes. El objetivo es buscar aquello que te conviene y lo que no.

  • Haz un diario de comidas: desayuno, comida, cena y colaciones.
  • Anota todo lo que comes, sea a la hora que sea.
  • Haz anotaciones de cómo sientes tu cuerpo y cómo son tus emociones a los 5-15-30 minutos.
  • Si detectas algo extraño márcalo en rojo y observa si te pasa lo mismo la siguiente vez que lo comas.