¿que son los chakras?

¿QUÉ SON LOS CHAKRAS?


Chakra es una palabra en sánscrito que significa “rueda” o “disco”. En el yoga y la meditación hace referencia a centros de energía en movimiento.
Hay siete centros de actividad principales o chakras, situados a lo largo de un eje energético vertical, que coincide con la columna vertebral.

1. Muladhara: es el chakra raíz y engloba nuestras necesidades básicas como el alimento, el abrigo y la estabilidad. Está situado en la base la columna, cuando fluye bien nos sentimos seguros y sin miedo.

2. Svadhisthana: es nuestro centro sexual y de la creatividad. Ubicado debajo del ombligo. A él le atribuimos la expresión creativa, el sentimiento, el movimiento, la flexibilidad, el dinamismo… La vergüenza lo bloquea.

3. Manipura: de él surge nuestro poder personal, se localiza entre el ombligo y el esternón. Responsable de la energía, la acción, el poder y la renovación. Cuando este chakra está sano trabajamos duro, actuamos y alcanzamos nuestras metas.

4. Anahata: es el chakra del corazón, fuente de amor y conexión. Simboliza el equilibrio, la fe, la compasión y la devoción. El dolor lo cierra.

5. Vishuda: situado en la garganta. Representa la expresión, la comunicación y la capacidad de hablar. La mentira obstaculiza su flujo.

6. Ajna: su enclave es entre las cejas, conocido como “el tercer ojo”. El chakra de la intuición y la clarividencia.

7. Sahasrara: su significado es Unión, la conexión con el Todo. Situado en la coronilla. Es el chakra de la iluminación y conexión con nuestro ser superior. Para que fluya, es necesario que los seis anteriores estén en equilibrio.

Los tres primeros chakras son los de la materia y los tres últimos los del espíritu, conectados por el cuarto, que representa el amor. Cuando los tres inferiores están en armonía es más fácil abrir los superiores.

Te propongo un ejercicio para conocer el estado de tu energía, consiste en puntuar tus chakras del 1 al 5 (siendo 5 la puntuación máxima). Responde mentalmente y con calma a las preguntas antes de tu valoración.

Primer chakra: ¿qué te falta o qué tienes en exceso?
Techo, abrigo, comida… Desórdenes alimenticios, deudas, muchos gastos… Rotura o lesiones en las extremidades. El exceso también genera inseguridad y energía mal gastada.

Segundo chakra: ¿qué tienes o te falta?
Amigos, relaciones sociales, pareja, familia…
¿Cómo sientes? ¿Te permites sentir o por lo contrario evades las emociones?
¿Cómo es tu energía sexual? Aceptas y disfrutas el placer lo reprimes.
¿Cuántas veces desarrollas tu creatividad, o de lo contrario, te parece una pérdida de tiempo?

Tercer chakra:
¿Llevas a cabo las decisiones que tomas?
¿Qué tal eres concluyendo tus proyectos o metas? ¿Sueles terminar lo que empiezas?

Cuatro chakra:
¿Cómo expresas tu amor, tu fe o tu confianza?
¿Tienes dolor interior? ¿Reprimes tus sentimientos?
¿Hubo alguna situación en tu vida que te dificulte amar o querer?

Quinto chakra:
¿Hablas mucho o te cuesta expresarte? ¿Cómo el volumen de tu voz?
¿Qué tan honesto eres contigo mismo? ¿y con los demás?
¿Dejas salir a tu verdadero yo o te ocultas tras una máscara?

Sexto chakra:
¿Tienes discernimiento a la hora de valorar un problema? ¿Lo enfrenta o sales corriendo?
¿Le haces caso a tu intuición o te repites constantemente “lo sabía” después de una mala experiencia o algo que no salió bien?

meditar ¿que es? ¿como empezar?

 

MEDITAR
¿QUÉ ES? ¿CÓMO EMPEZAR?


Meditar es estar presente, acallar la mente, observar…
Meditar es simplemente SER.

Meditar es sencillo, todo el mundo puede hacerlo, pero es conveniente seguir algunas pautas:

  • Mantener una postura, lo más estática posible.
  • Enfocar la mente. Hoy te propongo poner tu atención en la respiaración.
  • Observar los pensamientos y estar presente. Cada vez que nos demos cuenta que nuestra mente está pensando en cualquier cosa que no sea la respiración, simplemente volver a ella, sin juicios. Es completamente natural que la mente se entretenga o despiste con cualquier cosa.
  • Probar y buscar el método que te encaja. Hay muchas formas de meditar. Te aconsejo que busques la forma que más te convenza, la que sea más cómoda.
  • Para experimentar los beneficios de la meditación es necesario un compromiso. Constancia y persistencia son vitales para experimentar los resultados.

 
Beneficios de la meditación:
Físicos: libera el estrés, aumenta la producción de serotonina (hormona de la felicidad), fortalece el sistema inmunológico, disminuye la presión sanguínea y las molestias relacionadas con la tensión como el dolor de cabeza, los problemas musculares o de articulaciones, el insomnio…

Psíquicos: disminuye la ansiedad, estabiliza las emociones, aumenta la creatividad y la felicidad, desarrolla la intuición y genera claridad mental.

Espirituales: expande la consciencia, despierta la compasión, conocimiento de Sí mismo, reconexión con la esencia.

Cómo empezar a meditar:

  • Dedica 5-10 minutos todos los días a tu meditación, preferentemente por la mañana al despertarte.
  • Siéntate en una postura cómoda con la espalda recta, puede ser en el suelo con piernas cruzadas o una silla. Cierra los ojos y toma un par de respiraciones profundas.
  • Tómate un minuto para escanear tu cuerpo de los pies a la cabeza y observar si hay alguna molestia o tensión, si es así: inhala llevando el aire hacia esa zona y exhala intentando suavizarla.
  • Empieza a respirar de forma natural y pon en ella tu atención. Intenta imaginarte el recorrido del aire: como entra por la nariz, cómo llena tus pulmones y cómo sale lentamente. También puedes enfocarte y sentir cómo se hincha tu pecho al inhalar y como se encoge al exhalar. Realiza esta práctica durante cinco minutos. Si quieres, puedes utilizar una alarma para llevar un control del tiempo.
  • Observa tus pensamientos y déjalos pasar. Sin juzgar, sin analizar, sin entenderlos…
  • Para terminar, toma una respiración larga y profunda y comienza a moverte lentamente.